5 oct. 2008

Una tradición Antigua


Enseñar Afecto

el cual no se finge ni se enseña como cátedra, pero sí se educa para recibir, entender y dar.
Las familias más antiguas tenían por consigna heredar a sus hijos bienes y materias,
pero también el ejemplo y las buenas acciones. Esto se lograba haciendo y estando consciente
de que la nueva generación lo aprendiera, lo viera, y lo difundiera. Tenían que estar seguros,
dedicaban tiempo a sus hijos, los educaban, los adiestraban en este fino arte del afecto, del dar.

Creo que sólo los luminosos nacen con capacidad de dar infinitamente. Los roles y la sociedad, impiden el desarrollo celeste de la parte espiritual del ser humano. Sin conciencia somos dadivosos, al adquirirla diezmamos. Es preciso saber y entender la acción de dar, que también comprende el darnos. Dar nuestro esfuerzo, nuestro tiempo, nuestros consejos, nuestro aprobamiento... sin medidas, sin reproches, sin barreras. Dar con derroche, como si fuese el último día, y pasar el ejemplo.

Dar es dar. Es colocarnos, sentirnos en el lugar del otro, en sus mismísimos zapatos. Es lanzarse al abismo, al frio, a las noches oscuras, a los torrentes del otro, de nuestro semejante, del que está al lado o al frente de nosotros. Es sentir lo que está sintiendo. Establecer una conexión espiritual, alma con alma. Lo tuyo es mío y lo mío es tuyo. Es poder decir lo siento, es entender con el alma, no con la mente, es escuchar con el corazón.

Es tan fino como un arte porque los sentidos, después de estar físicamente al máximo, deben agudizarse más. En el plano material esto ya no es posible. Lo divino entra en juego y sólo sucede cuando nuestro corazón está abierto de par en par. Sin pestillos, ni llavines, ni velos, ni pasadizos. Es permitir toda energía fluir enfocada en el otro y recibir, sentir. Estar en contacto con las profundidades claras y oscuras del prójimo, aceptarlas y entender. Estas son sus batallas internas, sus dualidades, sus indecisiones, sus miedos e intrigas.

Esto se enseña y se procura.

2 comentarios:

  1. muyy bueno.
    de verdad que si

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar