9 ago. 2011

Allá adentro

A final de cuentas, realmente uno no sabe lo que pasa en el interior del otro. Por más que uno asuma y presuma... o tenga tal o cual experiencia, tantísimos años, videncia divina, premoniciones y/o revelaciones...

A final de cuentas, realmente uno no sabe... así que tranquilo.
Mejor ofrecer un abrazo con amor y todo el entendimiento.

4 comentarios:

  1. Y por eso el bien, es relativo.

    ResponderEliminar
  2. Exacto. Lo que para ti es, tal vez para mi no lo sea. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. muy cierto... solo podemos solo podemos saber de nosotros, el interior del otro es relativo y muy subjetivo algunas veces..

    ResponderEliminar
  4. Sí, por eso a los filósofos se les ocurrió darse por vencidos y pensar en la realidad del posmodernismo

    ResponderEliminar